Google+ Followers

jueves, 28 de abril de 2016

el mito del feminismo

< Pero la criatura cortó rápidamente los lazos de afecto que tenía para con su progenitor. Y llegó Friedrich Engels, el socio de Karl Marx, para explicar que “el hombre es el burgués y la mujer el proletariado”, subordinando la lucha femenina a los intereses de la lucha de clases. Cuando la propiedad privada hubiera sido eliminada —afirmaba el marxismo ortodoxo— las condiciones de opresión de la mujer desaparecerían casi por arte de magia. Se inició así un romance entre la izquierda y el feminismo que —aunque hoy depurado de materialismos reduccionistas— nos acompaña hasta nuestros días. Es fácil advertir, en efecto, que el feminismo se ha hecho cargo en gran medida de la lucha anticapitalista que la clase obrera, con el mejoramiento de sus condiciones de vida, fue abandonando. Hebert Marcuse, referente de la Escuela de Frankfurt, ya había llamado hace varias décadas a construir un “feminismo socialista”. Más acá en el tiempo, Ernesto Laclau y Chantal Mouffe escribieron en Hegemonía y estrategia socialista sobre la necesidad que la izquierda tiene de “hegemonizar” las demandas feministas como parte de su estrategia “post-marxista”. Basta hoy con recorrer los sitios en Internet de los principales grupos feministas del país como del mundo. En todos ellos se advierte un discurso estructurado por la idea de que el capitalismo está en la raíz de la “opresión de la mujer”. ¿Pero esto es realmente así? Hubo un tiempo en el que el poder derivaba fundamentalmente de la fuerza física. La opresión de la mujer, por las condiciones naturales de su cuerpo, debió haber sido terrible en esos momentos de nuestra especie. Tratada como esclava y como objeto sexual, la autonomía le estaba completamente negada. La poligamia era la regla. Ella podía ser obtenida por el macho por concesión, prescripción, rapto, compra o intercambio, daba igual. En muchos de los llamados “pueblos originarios”, paradójicamente idolatrados por la misma izquierda que se dice feminista, la mujer era el objeto preferido de sacrificio a los dioses, como entre los Aztecas. Es posible —y puede ir incluso de la mano con las teorías de Engels— que la propiedad privada nos haya liberado de la poligamia en primer término. Las exigencias de la propiedad privada y la acumulación de capital han sido en el ser humano un factor fundamental para arremeter contra este esquema relacional. Las mujeres y sus padres —especialmente de estratos materialmente elevados—, celosos de cuidar los propios bienes familiares en los sistemas conyugales —que eran traspasados al marido por regla general—, empezaron a presionar en el sentido de la monogamia, para así evitar que lo propio terminara distribuido y fragmentado entre otras muchas eventuales mujeres que el hombre pudiera tomar. Ya en el mundo medieval vemos fuerzas similares. Es el esquema de propiedad feudal y el primitivo cálculo capitalista que de él deriva, el que dio cabida a nuevos espacios de poder y protagonismo a las mujeres (de la nobleza, claro). En efecto, la lógica de acumulación se enfrentó en muchos casos, bajo esquemas de herencia reservada a los hijos varones, a la posibilidad de perderlo todo si una familia sólo había engendrado mujeres. Así fue que la herencia, por necesidades materiales dadas por el sistema de propiedad vigente, se fue extendiendo en algunos casos a herederas femeninas (verbigracia: Cristina de Suecia). El capitalismo es un sistema que queda definido por la centralidad de la propiedad privada y la libertad económica, tal lo resume Milton Friedman en Capitalismo y libertad. Aquí la institución del contrato se vuelve más necesaria que bajo otros sistemas anteriores. Y puestos así al margen de las relaciones basadas en la fuerza física, el capitalismo introduce en la sociedad lo que podríamos llamar la “lógica de mercado”, basada en la posibilidad de beneficiarse sirviendo a los demás. Si la fuerza física ha de estar eliminada de mis posibilidades, la forma de obtener algo que deseo ya no es dando con un garrotazo en la cabeza del otro, sino ofreciendo algo a cambio que la otra parte desee en mayor medida respecto de lo que se desprende. De ahí que los grandes nombres de la historia, con el capitalismo, hayan pasado de ser reyes, guerreros y tiranos, a inventores, científicos y empresarios. Con el asentamiento progresivo de esta lógica, la mujer fue encontrando mayores espacios en la vida social. En efecto, el mercado es ciego —debe ser ciego para lograr eficiencia— a datos no-económicos como la raza, la religión, la etnia y, por supuesto, el sexo. No va de la mano de la lógica del mercado pagar más por un bien simplemente porque quien lo ofrece sea hombre, en detrimento del mismo bien ofrecido más barato por una mujer. En el mercado, cualquier empresa que sea lo bastante estúpida como para prescindir de mujeres cualificadas o para pagar en exceso a hombres no cualificados vería más rápido que tarde hundirse en el negocio, y ser desplazada por otra empresa que no discrimine en función del sexo. De la propia lógica de mercado puede entenderse por qué las sociedades han tenido un antes y un después con la introducción del capitalismo en todos los aspectos materiales de la vida. La Revolución Industrial fue hija de esta nueva forma de organizarnos y pensarnos. Y así, los inmensos avances tecnológicos que desde la consolidación del capitalismo hasta nuestros días la humanidad ha vivido son fundamentalmente productos de esta lógica. Sería absurdo ignorar el hecho de que la tecnología ha ayudado a liberar a la mujer en muchos sentidos. En primer término, compensó la debilidad física de aquélla. Lo que antes eran trabajos reservados exclusivamente al hombre por razones físicas, como la construcción, gracias a las cada vez más avanzadas maquinarias se abrió —y se sigue abriendo— al mundo femenino, pues la tecnología reduce la necesidad física en el trabajo y, además, crea nuevos tipos de trabajo todo el tiempo y a toda escala. Pero la tecnología no sólo ayuda a la mujer en lo que hace a su relevancia social y laboral, sino que todo tipo de avances, pequeños y grandes, que desde los inicios del capitalismo hasta nuestros días se han experimentado, han contribuido también a hacer de su vida cotidiana una vida mucho mejor. El agua potable, la higiene y la medicina moderna nos ayudaron a bajar sustantivamente la mortalidad infantil y, así, se redujo el trabajo empleado a la salubridad y cuidado de los hijos. Las bondades de la maquinaria, asimismo, fueron cambiando el lugar de la propia prole: antes concebida como un factor elemental de la producción, ahora las mujeres pueden traer hijos al mundo bajo otros criterios bien distintos. Los biberones y la leche de vaca pasteurizada primero, y poco más tarde la leche en polvo, los extractores de leche materna y los congeladores, redujeron con mucho la carga que la madre tenía respecto de la alimentación de su bebé. La producción industrial de alimentos, de ropa y artículos para el hogar hicieron que comprarlos resultara más barato que producirlos artesanalmente, y así se redujo increíblemente las tareas domésticas de las mujeres; los electrodomésticos terminaron de liberar a la mujer de lo que poco tiempo atrás, habían sido grandes cargas laborales domésticas. Pero esta realidad —y esto es todavía más importante— también contribuyó a relajar los duros esquemas de división del trabajo de otrora, en los que el hombre, por su trabajo fuera del hogar, no le competía hacer prácticamente nada dentro de él. Hoy la cocina, por ejemplo, es también un espacio masculino —basta ver programas y publicidades relativas a la gastronomía—; y de ninguna manera el hombre se encuentra eximido de la limpieza, el cuidado de los niños y otras tareas tradicionalmente femeninas. El crecimiento económico que vino de la mano del capitalismo creó asimismo las condiciones materiales para que las niñas, en lugar de ser retenidas en el hogar con tareas domésticas y trabajo no cualificado como solía ocurrir, fueran también enviadas cada vez en mayor proporción a recibir instrucción en instituciones educativas (no es casualidad que hayan sido los liberales decimonónicos los que mayormente pelearon por este derecho). Los distintos productos que en el mercado se han generado para asistir a la mujer durante sus ciclos menstruales, han logrado que esos días, que antes eran días muertos en los que la mujer debía resguardarse en el hogar, fueran cada vez más similares a cualquier otro momento del mes. La impresionante extensión de la esperanza de vida de nuestra especie, de igual manera, le asegura a la mujer que su paso por este mundo no se reducirá a la crianza de los hijos como en antaño. Los ejemplos inacabables. Actualmente sabemos gracias a los índices económicos internacionales que aquellos países donde se cuenta con mayor libertad y apertura económica —es decir, con mayores grados de capitalismo de la manera en que lo hemos definido con Friedman—, es donde la mujer puede gozar de más amplios márgenes de libertad e igualdad respecto de los hombres. Un ejemplo de esto es el Índice de Libertad Económica en el Mundo (2011) que lleva adelante el Fraser Institute. El Cato Institute ha cruzado los datos de este último con indicadores sociales relativos a las mujeres, que se desprenden del Índice de Desigualdad de Género (IDG) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (2010), y ha encontrado cosas asombrosas. Entre otras, ha comprobado que la desigualdad entre hombres y mujeres es dos veces más baja en los países con una economía capitalista (0,34) que en aquellos que mantienen una economía cerrada y reprimida (0,67). Asimismo, otros indicadores nos resultan significativos: en los países económicamente más libres el 71,7% de las mujeres ha terminado la educación secundaria, mientras en los menos capitalistas sólo el 31,8% ha podido pasar por ella y finalizarla; los Parlamentos de los países económicamente más libres tienen una media de 26,8% representantes mujeres, mientras en los menos capitalistas esa representación es del 14,9%; la mortalidad maternal en los países económicamente más libres es de 3,1 por cada 100.000 nacimientos, mientras en los países menos capitalistas ese valor se encuentra en 73,1 muertes; la tasa de fecundidad de adolescentes en los países económicamente más libres es de 22,4 por cada 1.000 mujeres de entre 15 y 19 años, mientras en los países menos capitalistas encontramos 87,7 casos. La realidad parece evidenciar que el capitalismo lejos de oprimir a la mujer, la ha servido sustancialmente. Es imposible no preguntarse: ¿No estará sirviendo el actual feminismo cada vez menos a la mujer en favor de las cruzadas anticapitalistas? *En las próximas semanas Agustín Laje estará publicando su nuevo libro en coautoría con Nicolás Márquez: "El libro negro de la nueva izquierda”. - See more at: http://periodicotribuna.com.ar/17359-que-tiene-que-ver-el-capitalismo-con-la-opresion-de-la-mujer.html#sthash.2vwivWHP.dpuf

Renegacion

Verleugnung). Mecanismo psíquico por el cual todo niño se protege de la amenaza de la castración; repudia, desmiente, reniega por lo tanto de la ausencia de pene en la niña, la mujer, la madre, y cree por un tiempo en la existencia del falo materno. Elaboración dek concepto de renegación en Freud. Este concepto de renegación tomó su valor poco a poco en la obra de Freud. Pues si bien puede decirse que utiliza este término esencialmente en 1927 para designar el mecanismo en juego en las perversiones y muy particularmente en el «fetichismo», no es menos cierto que su investigación comienza mucho antes. Si bien el término Verleugnung aparece por primera vez como tal en 1925, en Algunas consecuencias psíquicas de la diferencia anatómica entre los sexos, ya se trata de este mecanismo en textos de 1905 y 1908: «El niño rechaza la evidencia, rehusa reconocer la ausencia de pene en la madre. En su investigación de la vida sexual, el niño se ha forjado la teoría según la cual todo ser humano está como él mismo provisto de un pene; al ver las partes genitales de una hermanita, dirá: "Todavía es chiquito... cuando ella sea grande, le crecerá"». Más adelante, en La organización genital infantil (1923), Freud es todavía más explícito: «Para el niño, un solo órgano genital, el órgano masculino, juega un papel: es la primacía del falo». Los pequeños, sean nenas o varones, niegan esta falta en la madre, la mujer o la niña; arrojan un velo sobre la evidencia de lo que ven, o más bien no ven, y creen a pesar de todo ver un miembro. Hay allí una contradicción entre la percepción y la idea o la teoría que se han forjado. Hay que destacar que, en este texto, el término utilizado es negar [leugnen]; el término renegación [Verleugnung] sólo aparece como tal en la obra freudiana en 1925 (Algunas consecuencias...); concierne al rechazo de la aceptación del hecho de la castración y a la obstinación en la idea de que la mujer, en primer lugar la madre, posee un pene. Freud observa entonces: «la renegación no parece ni rara ni muy peligrosa para la vida mental del niño, pero, en el adulto, introduciría una psicosis». De este modo, durante la fase llamada «fálica», en la que, para los dos sexos, sólo el órgano masculino es tenido en cuenta, y en la que reina la ignorancia con relación a los órganos genitales femeninos, la renegación es por así decirlo normal, tanto para el pequeño como para la pequeña, cuando no se prolonga más allá de esta fase.

jueves, 14 de abril de 2016

El Escrutador de almas: Novela Psicoanalítica.

El Escrutador de almas: Novela Psicoanalítica.http://www.indepsi.cl/ferenczi/vinculaciones/groddeck/libros/alma-index.htm Inició la escritura de su novela El escrutador de almas en 1907. La fecha es importante porque confirma una vez más la originalidad de su pensamiento, que muchos años después se incorporaría y se confundiría, perdiendo su identidad, al pensamiento de su maestro, Sigmund Freud. Pero en 1907 ninguno de los dos tenía noticias del otro. En 1919, Groddeck terminó la primera parte de la novela y recurrió a su ya admirado maestro para que lo ayudara a publicarla. Freud respondió con entusiasmo a la obra y llegó a compararla con El Quijote; y además profetizó que la novela no seria del agrado de muchos: “No es fácil aceptar tantas ideas inteligentes, libres y temerarias”. Y tenía razón en su profecía y su comparación: El escrutador de almas es una obra de audacia inusitada: aunque con todas las características de una novela clásica. Las aventuras de Tomás Mundete no dejan de evocar las jornadas de Alonso Quijano, pero situándolas en el centro crítico de la modernidad, en el punto clave de nuestro tiempo: la identidad del individuo, la relación del hombre con la naturaleza, relación a la que Groddeck contribuye con hipótesis perturbadoras y deslumbrantes. El lector encontrará aquí la novela del Ello, la imaginación del sexo, los avatares del simbolismo más moderno y más conmovedor. El escrutador de almas es una obra clave en muchos sentidos: es la primera expresión de la teoría del Ello (que el mismo Groddeck desarrollaría en su Libro del Ello y que Freud utilizaría para fundamento de su revolución psicoanalítica), es una de las novelas simbólicas más extrañas del siglo XX, y es uno de los testimonios más acabados sobre la voluntad vital, sobre las contradicciones de la vida. La Internationaler Psychoanalytischer Verlag, la editorial “freudiana”, editó la primera parte en 1921; pero unos años más tarde Groddeck trató de darle una continuación que, según todos los indicios, nunca terminó. En esta edición el lector encontrará ambas partes según la reedición que hizo en Alemania en 1971-.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Freud y el simbolismo

 Freud y el simbolismo

”, dice Freud. Y menciona el lenguaje fundamental de Schreber, un hombre psicótico, autor de un libro cuyo análisis llevó a cabo Freud y a través del cual descubrió elementos de su vida que no eran conocidos.
Si hiciéramos un rastreo cronológico del uso del simbolismo notamos que el hombre primitivo ya lo producía. De dicha producción de símbolos
En Moisés y el monoteísmo Freud dice que es un saber primitivo que poseemos. Es un lenguaje fundamental, de los orígenes. La teoría psicoanalítica del simbolismo nos muestra que todos tenemos ese lenguaje fundamental compartido, sin saber que lo tenemos”
Dice David  Benhaim
En
David Benhaim

“…Desde el capitulo VII de La interpretación de los sueños hasta el Esquema del psicoanálisis pasando por Tótem y tabú, El interés por el psicoanálisis, El Yo y el Ello, El Hombre Moisés y la religión monoteísta, no deja Freud de retomar su hipótesis, de repensarla, de articularla con el tema de la memoria y de la transmisión mostrando siempre su carácter provisional.
Las herencias recibidas que son constituidas por contenidos transmitidos en cuanto son portadores de sentido. Se caracteriza por la comunicación directa, oral, por la transmisión de abuelos a nietos y se apoya sobre el recuerdo conciente. En cuanto a su nueva noción está constituida por la herencia de huellas mnémicas de lo vivenciado por los antepasados, pasa por la latencia y por ende por lo inconciente. Es lo que puede explicar su potente influjo.!...

martes, 8 de septiembre de 2015

El Amo Ideal

Como decíamos, en A modo de Introduccón y en masas. EL Sujeto humano, es pensado por un Amo que, induce al consumismo Decimos sujeto, humano y no ser humano, en tanto, si somos pensados Para consumir, estamos sujetados a ese Amo. La estrategia de las publicidades y el consumismo, se basa en que, El Amo induce, vale decir, no es un dominio inmediato, del Amo Iguales modalidades, ocurren en los políticos, estos crean con su discurso Una consciencia servil, ( lo que llamamos en otro lado “ismos” A esto último, lo llamaremos “ objeto cosificado”; pues es al Amo a quien Le teme, puesto que están ligados al El. En verdad, los consumistas, no reconocen al Amo en tanto tal A igual modo esa consciencia servil, (los seguidores del Amo) - consciencia servil, es una consciencia reprimida (al mejor estilo Psicoanalítico, es decir hay inconsciente-preconsciente-consciente, Es, el preconcosciente , quien envía la energía libidinal al incosciente Y luego aflora a la consciencia de modo distorsionado . Esa distorsión, podría ser soy seguidor de… (un politico) Consumidor etc. Para evitar la angustia o mecanismo de defensa Para no reconocer al Amo como tal. A su vez, estar ligado al Amo (trabajar para El, consumir para El La consciencia servil, (los “ISMOS”) u objeto cosificado, Crean temor en ese Otro- Amo, . Subjetivamente , lo coloca (el sevil) Al Amo ,en el lugar del ideal . ¿Por qué? Porqué si el servil sirve al Otro (con mayúsculas) Es el servil quien se coloca en servidumbre y ser servidumbre, Es de hecho vivir sólo asi (sirviendo al Amo) Servil sujeto de goce. Amo = ideal, de este modo el Amo, se constituye, en el hecho de consumir Los productos, del trabajo del servil que, pregona la publicidad. El consumismo y l políticos. Son estos dos, los que forman-o-educan Al hombre y lo rescata del animal. Hombres formados-educado Es un hombre satisfecho por tener “bienes”: un celular, un Tv Plasma Autos , etc. Llamaremos a estos últimos trabajo servil, Pero ,para adquirir bienes,¿ cual será el bien primordial? No otra cosa que el dinero, (el dios del siglo XX) El Creador De la Revolución industrial . Esa Revolución produce (entre otras cosas) desigualdades. Una desigualdad es entre el campesinado y ciudad. Deviniendo asi El nuevo sujeto social, Con el advenimiento de ese sujeto social El capital produce desigualdad, la concentración de masas en las Ciudades (por ejemplo) Pero la desigualdad mas antigua, esta marcada por el hombre y La mujer. Ambos no somos iguales, y esta desigualdad es aprovechada Por el capitalismo, apoyando la llamados “ movimientos feministas” Estos “movimientos” van en busca de igualdad de trabajo e igualdad Salario . Esta es una consciencia (como decíamos servil) Y reprimidos, pues aflora a la consciencia .”igualdad de oportunidades y salario En un falso ser de esos movimientos. Ser- para-si Por que penetra, por el trabajo, en aquello que esta. Fuera- de –si Su permanencia, en seguir no siendo un objeto servil. Por que En verdad estos movimientos lo que persiguen es trabajar Para el Amo y ser una moneda de cambio mas y asi liberan su angustia No son otra cosa mas que una cosa .

lunes, 27 de julio de 2015

¡Cuanto Malestar!

En el texto “El malestar en la cultura” Freud habla de un malestar producido por las coerciones que el ideal impone al sujeto, malestar ligado con exigencias que reprimen la sexualidad.

Esas coerciones son universales, válidas para todos, fundadas en un amor que desatiende los requerimientos singulares.

Freud controvierte el mandamiento: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, diciendo que no contempla lo insintivo del sujeto, y en ese punto, también cuestiona a la educación, diciendo que ella es exigente en sus reclamos
El individuo tiene que reprimir toda una serie de instintos para poder vivir en comunidad. El malestar en la cultura surge de esa enorme represión, porque la cultura surge desde la represión, y su fin es sesgar esas salidas (ahora)pulsiones, regular el comportamiento de los individuos para que puedan convivir sanamente. Recordemos que una fuerte represión conduce a la neurosis, entonces, la cultura al llevar a la represión, genera una serie de insatisfacciones que tienen como consecuencia el malestar del sujeto, y que se intentan suprimir con diversos medios, mecanismos de defensa, etc. Lo más común es sublimar. Cuando no logramos expulsar esas pulsiones por vías de catarsis, surge el malestar.¿surgira de alli la pulsión de muerte?

 Entender a Freud es bueno imaginar las pulsiones como fuertes cargas energéticas, bolas de energía candentes. La cultura lo que hace es contener, mediante la represión, esas energías que, de ser liberadas, destruirían el orden social. Pero al contener el sujeto toda esa enorme energía, entra en tensión y surge el malestar. El malestar de la cultura extrapola eso que se da en el sujeto a toda la cultura, es decir, la cultura contiene y reprime instintos y a ella se debe las pulsiones de muerte, sexuales y agresivos, generando mucha tensión, que puja por salir. Esa tensión es el malestar. Sin embargo la cultura tiene a su vez pequeñas vías para ir liberando poco a poco tensión, como lo son los mecanismos de defensa. Cuanto más represiva es una cultura, más malestar genera y más neuróticos son los individuos que pertenecen a ella.


. p

no es niño el recién nacido, hasta entrar en la cultura

"El cachorro humano, la cría de homo sapiens, llega al mundo dotado de una herencia
filogenética. Es, aparte de un Homo Sapiens, un primate, un antropoide y un homínido. Como
tal, ha desarrollado biológicamente una serie de características fundamentales que en
distintos momentos de su evolución filogenética a puesto en juego para el desarrollo de sus
capacidades de supervivencia y reproducción, es decir, de su permanencia, como especie y
como organismo en este mundo. Aún así, estas modificaciones que ha sufrido el género a lo
largo de su recorrido filogenético, no son suficientes para explicar el proceso de
humanización que brota sobre la filogénesis." (las tesinas de Beñgrano)

En el desarrollo ontogenético del individuo humano, existe una serie
katrina.daniel@gmail.com

miércoles, 15 de julio de 2015

mitos y psicoanalisis: Freud y el simbolismo

mitos y psicoanalisis: Freud y el simbolismo

Sobre la discriminación

Descrimiación                                                                                             @dgiannipsi
No pretenderemos en lo siguente tener un discurso certero ,solo pretederemos arrojar
Una pequeña luz no solo sobre el titulo de este blog sino también  en el controvertido tema
Sobre la discriminación, Para ello tomamos aquí los ejemplos mas cumunes, sin dudar los otros


Sobre los mitos podremos decir que,
Diferentes fueron las interpretaciones que se hicieron de los mismos, pues pensando míticamente y comunicándose a través de símbolos que le habrían permitido realizar una activa participación con hechos que los trascendían.¿como? por medio del análisis de  la fantasia
tendriamos
De este modo el mito estará ligado al primer saber (inconsciente) que el hombre habría tenido de sí y del mundo que lo rodeaba desde tiempos muy arcaicos
De los comúnmente  llamados por el psicoanalis
El hombre primitivo. (de un tiempo primordial)
Pasemos a lo que nos convoca sobre  mitos y
Psicoanálisis y tomaremos de ejemplo
El mito de Narciso.
Freud designa como narcisismo, a una descripción clínica donde lo predominante es la imagen
Imagen en el sentido general.
Dice Freud, que el narcisismo puede que sea una perversión
.Ya que toma a su propio  cuerpo como objeto amoroso, se ama se besa a si mismo
Hay todo un contenido sexual que lo complementa con agrado
El mito de Narciso es un relato que ha ido atravesando diversos tiempos y espacios
¿o Un tiempo de orígenes que se reitera siempre en el presente? Esto en el incosciente
Porque si Narciso murio  el texto como relato sigue vivo. Vale decir se reactualiza
Pero podemos decir Narciso, enamorado de su hermana gemela a la que había perdido, creyó reencontrarla al mirarse en un río. Fue esto entre otras cosas lo que dio nombre a una flor
Llamada como el.
Pero ¿Qué seria del ojo sin la mirada. La mirada ve al objeto de deseo .
Según Lacan  la mirada como objeto “a”
El mito de Narciso ¿nos invitara  a pensar tras lo expuesto
El tema de la discriminación?
¿Por qué el ser humano discrimina?¿será por que el discapacitado
El viejo. El negro y otros no son parecidos a mi  deseo de mi imirada?
¿Cuánto de Narciso hay en la discriminación , en la visión especular” de no “amarlo tanto como a mi”? o que no sea como  deseo ese otro? Por este motivo las leyes antidiscriminatptrias
Jamas tendrán el efecto deseado porque Tal el 'mito del eterno retorno  ¿sera mas fuertes que la ley ¿ si es asi hasta hoy y lo seguirá siendo…

Rascovsky en el diccionario argentino de psicoanalisis

Arnaldo Rascovsky partio de Freud, quien señalaba que había mayor continuidad entre la vida intrauterina y la postnatal de que lo que se podría suponer, y estableció que entre las causas del desencadenamiento de las neurosis, era necesario tener en cuenta el bagaje o esquema congénito por vía filogenética, como precipitados de la cultura humana, y para quien el origen de ciertas fantasías , protofantasias hereditarias o filogenéticas serian innatas, transmitidas de generación en generación como consecuencia de situaciones traumáticas colectivas (diccionario psicoanálisis argentino) Freud afirmaba la herencia de representaciones y en ello estriba también la concepción de protofantasias y de símbolos así como la noción de traumas colectivos incorporados al material hereditario. siempre considero que hay una tendencia a volver a lo inanimado, y lo que lo lleva a formular esta teoría, fue el hallar que en ciertas situaciones traumáticas y aun en la terapia analítica, hay hechos repetitivos. Los individuos tienden a repetir situaciones traumáticas y tuvo la necesidad de comprender esa tendencia a la repetición.. Como solución, elabaró la teoría que los sujetos vivientes alguna vez habían sido inanimados y por lo tanto había en ellos una tendencia regresiva. En estos se describe la regresión a un estado anterior del cual se ha partido: la posición fetal …………………………………………………………………………….. La organización primitiva del psiquismo fetal estaría constituida por el yo en formación, y por el ello integrado con el Ideal del Yo, o super.yo que es el depositario de la herencia y de su activísima función en el periodo fetal en que el yo realiza la evolución ontogénica a expensas del ello. Ideal del yo que lo provee del modelo filogenético que aquel reproduce. Las conjeturas para entender los dinamismos de tal función son las siguientes: las representaciones heredadas se sitúan a nivel del ideal del yo que serian percibidas e introyectadas por el yo, que efectuaría sobre ellas sus identificaciones evolutivas, transformando la primitiva La vida del feto estaría vinculada al encuentro del yo fetal ,con representaciones heredadas, o prerepresentaciones, preconcepciones y constituirían formas quizás precarias de una fantasmática que sería también el estímulo para el desarrollo, representaciones heredadas, claves del desarrollo humano y no habría una delimitación tan neta entre la vida de fantasía post natal e intrauterina. La concepción de lo inconsciente y sus contenidos representacionales, de cosa, y de imágenes o como tópica de experiencias, vivencias y representaciones estructurando

miércoles, 1 de julio de 2015

El Rebaño

“El individuo, sumido a una multitud es muy similar, al estado de fascinación del hipnotizado-1, por el hipnotizador éste ultimo, lo dirige A su antojo-2. Así es un individuo integrado a una multitud, no tiene Consciencia de sus dichos ó actos. Esto es debido a una “sugestión” Esto es visible. Por ejemplo: en los estadios deportivos por ej. (fútbol) Seguimientos a políticos, Es un modo de “transformación del individuo En los otros,” Por el solo echo de formar parte de los otros “desciende el hombre Escalones en la escala de la civilización. Tiene la violencia y Y la irracionalidad de los seres primitivos, Abrigando, sentimientos De omnipotencia. A la vez la multitud exige de sus líderes, la Violencia, pretendiendo se dominado” por el líder. Por ejemplo Hitlerismo, chavismo etc. De este modo subyugados (el dócil rebaño) se haya fascinado Por la idea ó ideario. Mientras el líder manifiesta la idea, impone a su voluntad “al rebaño” carente de voluntad. De esta manera, los gobernantes reprimen a los que ellos consideran Violentos. Es así como estos gobernantes, se invisten de un poder Virtual , sobre los gobernantes , virtual: significa ser ó no ser Es decir, son coronados de gloria debido a la irracionalidad Del “hipnotizado”. Por otro lado, los pueblos, - conformistas- Gastan un porcentaje muy elevado de sus salarios, En estupefacientes y a menor salario, mayor consumo, Un ejemplo De esto, son los procesos inflacionarios, en los países denominados Progresistas en Latinoamérica, donde el consumo de estupefacientes No disminuye sino, cada vez es mayor. <b>1psicologia de las Masas (Freud S) Ed española 2 Ibid En el mundo existen alrededor de 160 ó 190 paises , gobernantes Por cada país, (sin importar) si son dictadores-democraticos, de Izquierda o derecha. Lo primero, es invertir. Vale decir, obsequiar A cada gobierno, la ración necesaria (que estos propongan )de Estupefacientes para luego estos encargarse de la distribución. Sobre todo a los míseros. Dبيا Gاجار اِسكيرا

miércoles, 1 de abril de 2015

Mal- estar y lo simblolico

  los instintos como fuertes cargas energéticas,  energía . La cultura lo que hace es contener, mediante la represión, esas energías que, de ser liberadas, destruirían el orden social. Pero al contener el sujeto toda esa enorme energía, entra en tensión y surge el malestar. El malestar de la cultura extrapola eso que se da en el sujeto a toda la cultura, es decir, la cultura contiene y reprime instintos sexuales y agresivos, generando mucha tensión, que puja por salir. Esa tensión es el malestar. Sin embargo la cultura tiene a su vez pequeñas vías para ir liberando poco a poco tensión, como lo son los mecanismos de defensa. Cuanto más represiva es una cultura, más malestar genera y más neuróticos son los individuos que pertenecen a ella.  Elijo decir instinto y no pulsion porque .Por la cercanía
A lo primitivo, dicho de otro modo, lo instintivo
Hace al nacimiento biológico . Pero  el recién nacido no es otra cosa que alguien biológico
Real para Lacan
,

POR qué nuestros parientes, los animales, no presentan semejante lucha cultural? Pues no lo sabemos. Es muy probable que algunos, como las abejas, las hormigas y las termitas. hayan bregado durante milenios hasta alcanzar las organizaciones estatales, la distribución del trabajo, la limitación de la libertad individual que hoy admiramos en ellos. Nuestra presente situación cultural queda (Freud)

 Es mas aun aunque parezca osado no tiene aun categotia de “ser” hasta que  se constituya en Otro. Esto seria lo que J Lacan llama simblolico
Y en recién nacido por medio de esas
Renuncias  instintivas  entra al mundo simbólico
Vale decir, esas renuncias instintivas ,traen aparejadas la educación de  que las necesidades
Fisiológicas , tienen un lugar, y el hambre,
Ya no viene desde un cordón sino de un  
  semejante

io,

Pues no lo sabemos. Es muy probable que algunos, como las abejas,

las hormigas y las termitas. hayan bregado durante milenios hasta alcanzar las

organizaciones estatales, la distribución del trabajo, la limitación de la libertad

individual que hoy admiramos en ellos. Nuestra presente situación l.

Freud  el malestar en la cultura

Freud se pregunta sobre nuestros antepasados

¿Qué le ha sucedido para que sus deseos

agresivos se tornaran innocuos? Algo sumamente curioso, que nunca habríamos


sospechado y que, sin embargo, es muy natural. La agresión es introyectada             E l malestar en la cultura

lunes, 9 de marzo de 2015

relacion protofantasias y pulsion de muerte?

En “Más allá del principio de placer”, a propósito de la pulsión de muerte, Freud reivindica el derecho de invención especulativa, persiguiendo una idea, entregándose a una argumentación, combinando varias veces, en sucesión, lo fáctico con lo meramente excogitado[7] y elabora de ese modo el estatuto y el rol de la elaboración teórica psicoanalítica, la función de ese más allá de la experiencia, la dimensión meta que encontramos en su obra, lo que llama la especulación psicoanalítica y a la que pertenece de pleno la hipótesis filogenética. En “Análisis terminable e interminable”, retoma la cuestión estableciendo una ecuación entre especular, teorizar y fantasear[8], mostrando que la especulación llevada a sus extremos alcanza una actividad de «fantaseo». Esa actividad adquiere un estatuto metapsicológico. Fantasía filogenética y pulsión de muerte parecen compartir ese mismo estatuto de especulación psicoanalítica.

David Benhaim

sábado, 7 de marzo de 2015

una aproximacion sobre la filogenesis

La filogenia es la parte de la biología que estudia la evolución de las especies de forma global, en contraposición a la ontogenia, que estudia laevolución del individuo. [1]
El desarrollo de los conocimientos en el campo de la genética ha permitido estudiar las diferencias y similitudes en las cadenas de ADN de las diferentes especies.Se supone que las especies evolucionan debido a mutaciones del ADN. Los individuos mutantes pueden ser inviables para sobrevivir o bien pueden ser capaces de desarrollarse e incluso de adaptarse almedio mejor que la especie de la que proceden. También pueden producirse en las cadenas de ADN pequeñas alteraciones en el orden o en la secuencia que no llegan a originar una nueva especie, sino queproducen únicamente cambios en las características del especimen, o incluso los efectos pueden ser imperceptibles.
La comparación y estudio de las secuencias de ADN ha permitido resituar algunasespecies en la clasificación taxonómica.
La huella filogenética (en inglés «phylogenetic footprint») es la base del método bioinformático. Parte de la idea de que importantes módulos reguladoresdurante la evolución están bajo «presión» selectiva y que comparando dos o más genomas se puede identificar la secuencia conservada que, indudablemente, será la que más fácil tenga relevanciabiológica.
Podría resumirse en lo siguiente: Cuantas más secuencias de ADN tengamos, mejor conoceremos aquellas que tienen importancia biológica.

ONTOGENIA
Ontogenia es el estudio del desarrollode los seres vivos, desde su concepción hasta su muerte. El concepto de ontogenia está muy ligado al de filogenia, ya que la primera estudia la evolución del individuo y la filogenia estudia laevolución de la especie.


La ontogenia (también llamada morfogénesis u ontogénes..."

jueves, 5 de marzo de 2015

filogenesis

katrina.daniel@gmail.com

Sobre las protofantasias, quiero decir:
Que la identificación primaria guarda entera relación con estas.
La identificación primaria, en principio
Es directa e inmediata. Vale decir: no es mediada por ninguna investidura de objeto.
Las primeras investiduras de objeto.
En los primeros periodos terminan en una investidura de ese tipo “reforzando” la identificación primaria
Por lo tanto, esa id primaria  es con el Padre prehistórico (infiero de este modo ya que existen dos maneras en Freud de escribir padre con minúscula y Padre con mayúscula véase traducción Ballesteros) decíamos que esta id primaria y al Protopadre esta id primaria  produce una huella mnemónica , que es al Padre de la Horda. Esta identificación primaria  no es personal ni individual sino filogenética. Común a toda la especie
(esto esta en Una Neurosis demoniaca del S xvii
Del S xvIII) ALLI DICE QUE . por un lado
Está la hulla nemica del Padre huella mnémica ___  que es la filogenética es
Ideal, por lo tanto, la identificación primaria tiene que ver con un Padre enaltecido ó ideal (protofantasias) que no es el padre tal cual como uno lo ve  en la infancia, no una huella mnémica .Sino, una imagen representacional del infante, es un imagen que tiene un contenido representacional de un Padre ideal . Esta Padre ideal, no se perderá  a posteriori del Complejo . de Edipo
Y esa imagen representacional se fusionara ahora con una huella mnémica . En esta fusión  se producirá la escisión  del yo en Super yo/Ideal del yo por eso Freud  dice que es el heredero del Complejo
De Edipo
Y yo propiamente dicho . Por lo tanto
En relació a ese Padre se produce esa ambivalencia que gobernara el vínculo
Por eso
En el YO Y EL ELLO existen dos edipos uno negativo(-) y otro positivo(+)
Esa ambivalencia implica odio y amor
Es una cuestión de rivalidad, no solo se rivaliza con el odio, rivalidad es odio y amor (ambivalencia)  esta antes de la fusión

En este sentido en el cap  dos del yo y el ello. Es el Edipo (+) del varón, a la ternura del objeto madre y a,bivalencia a padr