Google+ Followers

lunes, 27 de julio de 2015

¡Cuanto Malestar!

En el texto “El malestar en la cultura” Freud habla de un malestar producido por las coerciones que el ideal impone al sujeto, malestar ligado con exigencias que reprimen la sexualidad.

Esas coerciones son universales, válidas para todos, fundadas en un amor que desatiende los requerimientos singulares.

Freud controvierte el mandamiento: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, diciendo que no contempla lo insintivo del sujeto, y en ese punto, también cuestiona a la educación, diciendo que ella es exigente en sus reclamos
El individuo tiene que reprimir toda una serie de instintos para poder vivir en comunidad. El malestar en la cultura surge de esa enorme represión, porque la cultura surge desde la represión, y su fin es sesgar esas salidas (ahora)pulsiones, regular el comportamiento de los individuos para que puedan convivir sanamente. Recordemos que una fuerte represión conduce a la neurosis, entonces, la cultura al llevar a la represión, genera una serie de insatisfacciones que tienen como consecuencia el malestar del sujeto, y que se intentan suprimir con diversos medios, mecanismos de defensa, etc. Lo más común es sublimar. Cuando no logramos expulsar esas pulsiones por vías de catarsis, surge el malestar.¿surgira de alli la pulsión de muerte?

 Entender a Freud es bueno imaginar las pulsiones como fuertes cargas energéticas, bolas de energía candentes. La cultura lo que hace es contener, mediante la represión, esas energías que, de ser liberadas, destruirían el orden social. Pero al contener el sujeto toda esa enorme energía, entra en tensión y surge el malestar. El malestar de la cultura extrapola eso que se da en el sujeto a toda la cultura, es decir, la cultura contiene y reprime instintos y a ella se debe las pulsiones de muerte, sexuales y agresivos, generando mucha tensión, que puja por salir. Esa tensión es el malestar. Sin embargo la cultura tiene a su vez pequeñas vías para ir liberando poco a poco tensión, como lo son los mecanismos de defensa. Cuanto más represiva es una cultura, más malestar genera y más neuróticos son los individuos que pertenecen a ella.


. p

No hay comentarios:

Publicar un comentario

deje su comentario a katrina.daniel@gmail.com